¡SAHARAUI, SAHARAUIA, EIDA FEIDAK LILHURRIA! (tu mano junto a la mia hasta la libertad) ¡Rompamos el bloqueo informativo. Derribemos el Muro de Silencio! ¡LABADIL, LABADIL, AN TAGHRIR ALMASSIR! (No hay otra opcion que la autodeterminación)

EL SÁHARA DE LOS OLVIDADOS اِل ساارا دي لوس اُلبيدادوس





"Háblale a quien comprenda tus palabras"
"Kalam men yafham leklam"

VEL Entre Líneas 47. Al borde del conflicto bélico

Los medios generalistas no están informando, pero la región del Sáhara Occidental se encuentra al borde de un estallido bélico.



El grave riesgo de que estalle una guerra en el Sáhara Occidental, y se encienda la mecha a un nuevo foco de desestabilización en el norte de África, centró la mayor parte del Vórtice Entre Líneas N. 47. En la prensa española no parece que haya gran preocupación por la tensión bélica que se ha disparado a apenas 70 kilómetros de las islas Canarias (una distancia equivalente a la que separa Madrid de Segovia) pese a que ha sido el propio Secretario General de la ONU, Ban Ki Moon quien ha advertido del peligro que nos acecha. Todo por culpa de la pataleta con la que Mohamed VI ha expulsados a más de 80 cascos azules de la zona de este territorio que Marruecos ocupa ilegalmente.

Ya lo dijo Diego Camacho en uno de sus artículos que el rey de Marruecos anda de los nervios últimamente por los severos golpes que su diplomacia ha recibido últimamente en relación al conflicto sahariano, tras cuarenta años de intentar que la comunidad internacional reconociese su anexión de la antigua provincia número 53 de España. Pero, como recordamos en el programa n.47, no ocurre todos los días que un Gobierno que se ha comprometido a aceptar la mediación de la ONU para resolver un contencioso por la vía de la negociación, decida unilateralmente expulsar a los miembros de la misión de paz. Imaginaos por un momento, que el ejecutado presidente de Irak Saddam Hussein, en pleno conflicto de la guerra del Golfo, hubiese expulsado a personal de Naciones Unidas…Seguro que en el Consejo de Seguridad de la ONU no se hubiese estado templando gaitas como en cambio se está haciendo con el rey Mohamed VI, esperando a que vuelva en razón y deje volver a los territorios ocupados los miembros de la misión de paz de la ONU.
La tolerancia con la que ha reaccionado el Consejo de Seguridad de la ONU en la práctica supone un tremendo feo al propio Secretario General de la ONU ya que esta crisis se detonó cuando Ban Ki Moon decidió hacer una visita al Sáhara Occidental que no contaba con el visto bueno del rey marroquí. Con el pretexto de que el Secretario General durante su visita a los campamentos de refugiados saharauis en Argelia y territorios liberados (al lado ocupado no le dejaron entrar los marroquíes) dijo algo “ofensivo” para Marruecos, el rey Mohamed ha escenificado un “basta ya” con la la misión de cascos azules para la antigua provincia española nº53.

La supuesta ofensa consistió en referirse a los territorios que ocupa sin reconocimiento internacional del Sáhara Occidental con el término…”ocupados”. Por lo tanto, si Mohamed VI no recibe una colleja del Consejo de Seguridad, la permisividad onusiana será interpretada en Marruecos como un respaldo a su postura con la que pretende imponer que el Sáhara Occidental no está ocupado porque es supuestamente marroquí y le pertenece, siendo los saharauis del Frente Polisario (según esta versión), unos meros secesionistas que atentan a la supuesta “integridad” del Estado de Marruecos.

El resultado es una incitación a la guerra porque, tras años de bailarle el agua a Marruecos y mirar hacia otro lado con las cortapisas y sabotajes con que las fuerzas de ocupación han impedido a la MINURSO (Misión de Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental) llevar a cabo la consulta que debían haber organizado en 1991, lo que les faltaba a los saharauis es un borrón y cuenta nueva con la doctrina del derecho internacional que apoya su derecho a la autodeterminación. No corregir a Mohamed VI será, por ejemplo, hacer como si nunca hubiese existido el dictamen del Tribunal Internacional de Justicia de La Haya que en 1975 estableció con contundencia que el Sáhara Occidental nunca perteneció e Marruecos y que, por lo tanto, los saharauis tenían derecho a una descolonización con opción a decidir su futuro.

Una de sus consecuencias de este desaguisado es que el Frente Polisario no tenga más opción que la de volver a las armas ante la única alternativa posible: desaparecer para siempre. Lo lamentable es que en esta situación España, la potencia que sigue siendo legalmente responsable del pueblo saharaui (lo dice la ONU), sea una de las potencias que desde el asiento que actualmente ocupa en el Consejo de Seguridad, como miembro no permanente, está empujando junto a Francia para que los demás miembros del Consejo de Seguridad no hagan nada ante el desprecio a la comunidad internacional de Mohamed VI. Así lo contaba esta semana en Madrid Bachir Mustafá Sayed, Ministro Consejero del Presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), uno de los hombres clave en las negociaciones del Frente Polisario con Marruecos desde mediados de los años ochenta, con el que El Vórtice tuvo ocasión de hablar en directo.

De esta forma, si la guerra acaba volviendo al Sáhara Occidental, España será junto a Francia, la gran responsable del drama. Francia siempre ha tenido su interés imperialista en defender a Marruecos, su antigua colonia y la francofonización del Sáhara Occidental a través de su anexión a su peón aluita, que se junta con su obsesión por acabar con la hegemonía regional de Argelia, que apoya a los saharauis, y a la que nunca perdonó haberla avergonzado con una derrota colonial. Pero lo de España, no hay forma de entenderlo, al menos por el lado de los intereses del Estado.

¿Y cómo es posible tanta protección a un país que incumple sistemáticamente las reglas del juego internacional?. En Entre Líneas expusimos varias posibilidades, una de ellas la de las ingentes cantidades de dinero que la monarquía alauita gasta en las principales capitales occidentales para comprar voluntades de periodistas, diplomáticos, personal de la ONU, políticos…Así que también hablamos de los cables filtrados por el misterioso tuitero @chris_coleman24 en los que diplomáticos marroquíes se enorgullecían ante sus superiores de haber sobornado a importantes periodistas franceses o de la bronca que hay montada en Estados Unidos por la gran “amistad” de la familia Clinton con Mohamed VI y las acusaciones de que parte de los sustanciosos donativos que el rey de Marruecos ha suministrado a la Fundación Clinton (creada por Bill tras dejar la presidencia) han ido a financiar indebidamente la campaña electoral por la presidencia de Ilaria.

Cambiando de tercio, en el programa todavía nos dio tiempo para hablar un poco de los “papeles de Panamá”, esos que dice Putin ha filtrado la mismísima CIA para crear problemas a los que no le caen bien. ¿Será que en Washington no quieren que Rajoy vuelva a ser presidente?. Esperamos que el programa os guste.


Por Diego Camacho / Ana Camacho



Imprimir artículo

Si te ha gustado este artículo puedes compartirlo desde tu blog, página Web o foro.







0 comentarios :

Los contenidos de este blog son propiedad de su autora y de los medios de donde han sido duplicados, citando la fuente o autor de los mismos.
Para suprimir cualquier contenido con derechos de copyright que no permita ser duplicado, contacta conmigo en teofermi1@gmail.com
teofermi1@hotmail.com